LOS CURRICULOS VITAE

 

Eduardo Klinik

Nació el 21 de Julio 1919 en Werne cerca de Bochum (Alemaña). Sus padres Wojciech y Anastazja Schreiber salieron de Polonia buscando trabajo. En el exilio nació también su hermana mayor María, quién en 1939 ingresó en la Orden de las Hermanas Ursulinas de Jesús Agonizante y asumó nombre Aniela (Eduardo la llevó al noviciado). Después del regreso a Gran Polonia en 1926 nació su hermano pequeño Henryk. Su padre trabajaba como un cerrajero en una fábrica de trenes. Eduardo era muy calmo, en contraste con su hermano pequeño, para quién era un modelo. En 1925 empezó la educación en II Escuela Primaria en Poznan, entre 1933-37 astistió a la Escuela Secundaria Salesiana en Oswiecim, donde era el presidente de Sodalicio Mariano. Hay muchas indicaciones de que estaba dotado musicalmente y de deportes. En la escuela secundaria en Oswiecim formó parte de una orquestra de fábrica y del equipo de baloncesto. Seguramente desarrollaba sus talentos en el Oratorio en Poznan. Junto con los otros beatos oratorianos actuaba en espectáculos. Aparentemente tranquilo y reservado estaba dotado de una gran profundidad de espíritu y personalidad madura. Como el mayor de los cinco oratorianos se caracterizaba por la generosidad y la voluntad de ayudar. Su fe profunda la debió a los padres y la educación salesiana, que resultó en una profunda devoción a María Auxiliadora.

 

Czeslaw Jozwiak

Una ciudad natal de Czeslaw era (no-existente hoy) Lazyn cerca de Bydgoszcz. Cuando su padre participó en el Levantamiento de Gran Polonia, su madre María (Iwinska) estaba embarazada de él. Czeslaw tenía un hermano mayor Waclaw y dos hermanas pequeñas Jadwiga y Wladyslawa. Después de mover a Poznan vivía en la calle Zydowska. Asistió a la Escuela Secundaria Pública de Santo Juan Kanty en Poznan. Empezó asistir el Oratorio en Wroniecka en 1929 cuando tenía 10 años. Tenía que dividir el tiempo entre la escuela, la casa, el Oratorio y escultismo, el miembro de que era. Su actitud protectora y preocupación por los compañeros causaron que en el Oratorio le pusieron el apodo de  “Papá”. Antes de salir al campamento, los padres de oratorianos más jóvenes le pidieron a Czeslaw que tuviera custodia de sus hijos. Era el presidente de “Asociación de la Inmaculada” y tenía autoridad en el grupo. Junto con Eduardo Kazmierski hizo la peregrinación a Czestochowa. Era un verdadero animador de la vida oratoriana. Organizaba competiciones deportivas, actuaba en espectáculos, cantaba en un coro, reunía a su alrededor chicos jóvenes para contarles historias de la trilogía de Sienkiewicz. Participó en la Organización Nacional de Lucha y como jefe de la división tomó juramento de sus colegas de los Cinco. Formaba a su fe por las prácticas ordinarias de la piedad: la confesión, la Santa Comunión, la devoción a la Auxiliadora, la dirección espiritual. Eso le daba una gran tranquilidad durante las dificultades.

 

Jarogniew Wojciechowski

El menor de los Cinco, nació el 5 de noviembre 1922 en Poznan. Su padre Andre era el dueño de una farmacia y su madre Francis Pierzchalska era profesora de música. El nombre de su hermana cinco años mayor era Ludosława. Su padre, que abusaba del alcohol, cuando Jarogniew tenía 11 años, abandonó a la familia. Madre, de mala salud, tuvo que hacer frente a la educación de dos hijos (el hijo la llamó por eso una “Heroína”). Fue ella quién los daba profunda educación religiosa y patriótica. Después de terminar la escuela primaria por un año solamente atendió a la escuela secundaria de Adam Mickiewicz, de la que tuvo que renunciar debido a los problemas financieros de la familia. Más tarde, asistió a la Escuela Municipal de Economía. Llegó al Oratorio cuando tenía 10 años. Asistía en servicio litúrgico, tocaba piano y cuidaba a los colegas más jóvenes durante viajes. También creó sus propias composiciones. Sin embargo, también tenía la obligación de mantener la familia. Su trabajo dificultaba el desarrollo de sus muchos talentos. Era un niño tranquilo, inteligente y reflexivo. La educación materna y oratoriana le ayudó superar las experiencias de infancia difícil y vivía muy bien y con serenidad.

 

Eduardo Kazmierski

Eduardo nació el 1 de octubre 1919 en Poznan como el único hijo de Wincenty y Wladyslawa (Kazmierczak). Tenía tres hermanas: Helena, María y Ursula. La última requería cuidado constante debido a la curvatura de la columna vertebral y las piernas incapacitadas. Sus hermanas Kazimiera y Sofia murieron antes del nacimiento de Edu. Su padre Wincenty murió cuando Edu tenía aún 4 años. Por eso la situación financiera de la familia tan grande era muy difícil. Por suerte la familia de su madre ayudaba economicamente. A los 17 años dejó la educación para trabajar y de esta manera ayudar a su madre con mantener la familia. Llegó al Oratorio en Wroniecka por primera vez probablemente en 1929. Aquí podía desarrollar sus muchos talentos, especialmente los relacionados con teatro y música: cantaba en el coro, tocaba piano y violín, componía. Incluso había el apodado “Compositor”. Era el más alegre de los Cinco, bromeaba, pero también era un chico responsable. Por un tiempo se desempeñó como presidente de la Sociedad de Don Bosco. Jugaba al futbol y gracias al trabajo en „Brzeski Auto S.A.” era un experto en los coches. La gran profundidad de espíritu y sensibilidad de Edu la conocemos por su “Diario”, que sobrevivió hasta nuestros días. En el Diario describió películas que había visto, las aventuras que vivieron en el Oratorio, la vida familiar, y dilemas espirituales causadas por las turbulencias amorosas frecuentes. Se puede decir que era uno de los chicos más encantadores, y al mismo tiempo muy abierto. En sus oraciones a María Auxiliadora le pidió ayuda con encontrar una buena compañera para la vida. Su espiritualidad era simple y ordinaria. Combinó la espontaneidad y el sentido de humor con la madurez y la profundidad de la manera de vivir su fe.

 

Francisco Kesy

Francisco nació en la capital de Alemaña, Berlin, el 13 de noviembre 1920. Pronto (en 1921 o 1922) toda la familia se mudó a Poznan. Sus padres eran: Anna Pieczka y Stanislaw, quién recibió el puesto en Berlin después de terminar el servicio militar en 1919. Francisco tenía dos hermanos mayores (Edmundo y Pablo), un hermano pequeño Stanislaw y una hermana pequeña Irena. En Poznan padre trabajaba en la planta de energía municipal y la madre era alma de casa que siempre estaba abierta para los visitantes. Francisco llegó al Oratorio más tarde de los Cinco, aún en 1933, cuando tenía 13 años. Fue el presidente de la Sociedad de Don Bosco. Se llevaba bien con Edu Kazmierski, con quién hacía bromas, lo que no impidió a Franek planear de ser salesiano. Desgraciadamente, por la mala salud no era admitido al Seminario Menor de la Sociedad Salesiana en Lad a la Warta. A menudo estaba enfermo, y al mismo tiempo su gran pasión eran deportes. Con gusto actuaba en espectáculos en Oratorio y cantaba en el coro de Stefan Stuligrosz. La fe ocupaba en su vida un lugar muy importante. Era un animador religioso en el Oratorio, servía todos los días a la Misa, tomaba la Comunión y rezaba el Rosario. Después de un intento fallido de incorporarse al ejército regresó a Poznan y trabajaba en una fábrica de pinturas junto con Czeslaw Jozwiak. Mantuvo gran fe, humildad hacia sus debilidades y alegría de espíritu hasta sus últimos días.